Gira del presidente de Andrés Manuel López Obrador por Centroamérica y Cuba

Gerardo Torres Valdés es Licenciado en Comercio Internacional, cuenta con un certificado en Análisis de Políticas Internacionales por Córdoba Global y un diplomado en política exterior mexicana y diplomacia pública por el Centro Iberoamericano de Estudios Internacionales (CIBEI). Es apasionado de la política, administración pública y las relaciones internacionales. Es colaborador de Grupo Milenio a través de su columna “Nuevos Rumbos”.

Wilson Barroso Díaz, es Máster en Administración Pública. Candidato al Título de Doctor en Diplomacia y Relaciones internacionales por la Universidad Renmin de China.

Antecedentes

No se puede entender la riqueza de la política exterior contemporánea de México sin las relaciones comerciales y culturales con sus pares centroamericanos y cubanos. En los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante sesenta años (1934-1994) México tuvo una relación estrecha con Centroamérica y Cuba. A pesar de las presiones de los gobiernos de Estados Unidos por imponerle una agenda a México sobre cómo debía dirimir su política exterior y los conflictos regionales que había en la región los gobiernos mexicanos a través de sus prístinos diplomáticos y la doctrina Estrada (eje rector de la política exterior mexicana) permitieron al país no sucumbir a las presiones del país vecino del norte, ello permitió a México convertirse en un referente de la diplomacia, no solo a nivel regional si no a nivel internacional.

La participación de la diplomacia mexicana en diversos acuerdos para zanjar los conflictos en la región centroamericana fueron muchos, sin embargo, el de mayor relevancia fue su contribución en la creación del Grupo Contadora, conformado por México, Colombia, Venezuela y Panamá. En 1983 el canciller mexicano, Bernardo Sepúlveda Amor, en coordinación con los cancilleres de Colombia y Venezuela, impulsó el Grupo Contadora el cual tenía como objetivo iniciar procesos de paz en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua debido a los perennes conflictos internos que acaecían en aquellos países, la mayoría de ellos de carácter militar. Un documento elaborado por la Embajada de México en Costa Rica, Información de CONTEXTO Treinta aniversarios de la creación del Grupo Contadora (2013), menciona que entre los propósitos del Grupo se encontraba crear condiciones de paz que permitiesen eliminar el armamentismo y la presencia militar extranjera e impulsar un desarrollo económico y social en la región.

Derivado de un cambio geopolítico y del modelo económico en el mundo a fines de la década de 1980 la política exterior mexicana cambió, poco a poco empezó un alejamiento con sus pares centroamericanos y del Caribe y se enfocó única y exclusivamente en acrecentar sus vínculos comerciales y culturales con Estados Unidos. Con la llegada del partido conservador al poder, el Partido Acción Nacional (PAN) las relaciones de México con Centroamérica y Cuba se enfriaron aún más. En marzo de 2002 en el marco de la Cumbre Extraordinaria de las Américas llevada cabo en México en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, inició un hondo distanciamiento diplomático entre México y Cuba debido a una descortesía política del presidente Vicente Fox para con el presidente cubano Fidel Castro.

Con el regreso del PRI al Gobierno Federal las relaciones entre Cuba y México se tornaron más amigables que con respecto a los gobiernos panistas. Una de las primeras visitas del presidente Enrique Peña Nieto fue a la isla de Cuba, “qué bueno que regreso el PRI al poder[1]”, fueron las declaraciones de Raúl Castro, presidente cubano ante medios de comunicación de México en la I Cumbre de la CELAC-UE llevada a cabo en Santiago, Chile.

La llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador no solo ha traído consigo cambios en la política endógena mexicana, también la política exógena ha sufrido cambios. El modelo económico neoliberal privilegió que las relaciones culturales y económicas se enfocaran en Estados Unidos, como consecuencia de ello México perdió influencia en la región de Centroamérica y El Caribe. La política exterior mexicana está basada en fuertes principios de constructivismo, respeto y amistad con los países vecinos y lejanos. 

A tres años de su gobierno el presidente López Obrador promete relanzar las relaciones de México con Centroamérica y Cuba, desde inicios de su gestión ha impulsado una serie de programas sociales en Guatemala, El Salvador y Honduras que tienen como finalidad combatir la desigualdad y combate a la pobreza. Ante un panorama económico y social difícil en Centroamérica, originado por una crisis económica ocasionada por la COVID-19 y problemas de inseguridad que han suscitado un éxodo de migrantes hacia México y Estados Unidos, el presidente mexicano decidió emprender una gira de trabajo a Centroamérica y Cuba. La gira también tuvo tintes políticos, el mandatario mexicano quiere impulsar la agenda de política exterior mexicana que permita a México regresar a ser el gigante latinoamericano que había sido durante gran parte del siglo XX en América Latina.

Visita a Centroamérica

Durante la gira, los temas que se abordaron junto con los presidentes de El Salvador, Honduras, Guatemala y Cuba son de gran importancia para solucionar los problemas comunes que afectan la región. Existe un interés por parte de estos países en solucionar las dificultades que obligan a los centroamericanos a emigrar de sus países hacia Estados Unidos.  El problema de la migración ilegal ha ido en aumento en los últimos años, existe una gran presión por las caravanas de migrantes que agrupan cientos de miles de personas en las fronteras entre México y Estados Unidos de América. El presidente Andrés Manuel considera que tan grave situación humanitaria solo se puede solucionar de raíz si todas las partes involucradas ayudan a elevar el nivel de vida de los pobladores de Centroamérica, por lo cual las personas no se verían forzadas a emigrar en busca de mejoras económicas. El reto en común es la lucha contra la pobreza, la desigualdad, el desempleo y la marginación. 

La primera visita del mandatario mexicano la realizó a Guatemala. Guatemala es un país que tiene con México un profundo vinculo cultural. Es un pueblo hermano de México al que siempre ha apoyado en momentos difíciles, durante la dictadura militar de la década de 1980 miles de guatemaltecos vieron la oportunidad en México de pedir asilo debido a que en su país de origen su vida corría peligro[2]. Muchos guatemaltecos han contribuido al desarrollo de estados de la República Mexicana, Chiapas y Quintana Roo son ejemplo de ello.

Guatemala, junto a El Salvador y Honduras, recibieron recurso etiquetado del gobierno mexicano a fin de utilizarlo en los programas sociales “Jóvenes Construyendo el Futuro” y “Sembrando Vida”. El gobierno mexicano y el gobierno guatemalteco, encabezado por el presidente Alejandro Giammatei, suscribieron 21 acuerdos en materia de migración, desarrollo económico, comercio y desarrollo social durante esta visita de trabajo[3]

Posteriormente, el presidente mexicano fue a El Salvador, el principal objetivo a abordar de López Obrador en el marco de su visita fue la cooperación entre ambos países. Para llevar a cabo dicha tarea, desde hace unos años se han lanzado los programas multinacionales ¨Sembrando Vidas¨ y ¨Jóvenes Construyendo el Futuro¨. Ambos programas han tenido el mayor impacto positivo en el pueblo de El Salvador, reconocido con datos ofrecidos por el presidente mexicano durante la declaración conjunta junto a Nayib Bukele. ¨Sembrando Vidas¨ ha ofrecido a 10 000 pequeños agricultores salvadoreños la posibilidad de mejorar su calidad de vida y sus condiciones de trabajo mediante ayudas monetarias mensuales de 250 dólares y la cooperación en temas de tecnología agraria e infraestructura. El 99% de los beneficiarios reportó un incremento en el autoconsumo de productos agrícolas, el 34% dice que hay un impacto positivo en el cuidado del medio ambiente, más de un 90% considera que la cooperación ha ayudado a mejorar las prácticas de cultivo al tiempo que mejoraron sus conocimientos en el área. Se observa una reducción de posibles migrantes de un 55% a un 0.6%, el 75% vio un incremento plausible en sus ingresos.  En total se generaron 21 256 empleos indirectos.

El programa ¨Jóvenes Construyendo el Futuro¨ también ha cambiado la situación de 10 000 jóvenes en el Salvador. Para ellos hay apoyo económico mensual mientras reciben capacitación laboral en 427 centros de trabajo que abarcan todas las áreas de la economía, tanto en el sector público, el sector privado y en las organizaciones sociales.  Se observa un rescate del 80% de los jóvenes, pues estos alegan que comenzaron a trabajar por primera vez gracias al programa de desarrollo. De hecho, un 25% recibió empleo fijo en el propio centro de trabajo donde hicieron su capacitación. El porcentaje de personas que deseaban emigrar al inicio del programa se ha reducido del 35% al 11%, el nivel de aprobación general del programa se estima en un 97%.

Producto de los resultados es probable que Estados Unidos invierta un total de 4 mil millones de dólares en los programas. Andrés Manuel ubica a Estados Unidos como protagonista del fenómeno migratorio y en conjunto con el presidente salvadoreño pide que Estados Unidos sea corresponsable en darle solución modificando políticas migratorias y ayudando a combatir los problemas ya mencionados en la región. No obstante, ambos presidentes concuerdan en que no deben ser dependientes de estos fondos financieros, por lo cual proponen que la financiación de los programas de desarrollo por parte de sus respectivos gobiernos se duplique. Es necesario hacer uso del derecho a la libre determinación de los pueblos. 

En su visita a Honduras el presidente López Obrador recibió una bienvenida cálida por el pueblo hondureño y su presidenta. La presidente recién llegada al poder, Xiomara Castro, cuenta con el respaldo mayoritario de la población después de que el gobierno de su predecesor, Juan Orlando Hernández, saqueará las finanzas gubernamentales para el dinero público en beneficio propio, además de empoderar a las bandas criminales en territorio hondureño en donde la ley es letra muerta.  Xiomara Castro arribó al poder con la promesa de erradicar la corrupción y hacer de su gobierno un gobierno progresista que genere las condiciones para lograr un desarrollo económico que permita a los habitantes de aquel país tener oportunidades de trabajo y de esta manera no se vean en la necesidad de emigrar a Estados Unidos en la búsqueda de un mejor porvenir económico.

La afinidad ideológica entre López Obrador y Xiomara Castro (ambos de izquierda) puede ayudar a que el gobierno mexicano trabaje de manera estrecha con el gobierno hondureño. Este relanzamiento en la relación bilateral entre México y Honduras ayudaría a que López Obrador tenga una mayor presencia no solo en aquel país, si no en toda Centroamérica. La iniciativa de reforma eléctrica de la presidente hondureña, la cual tiene como objetivo que la prestación del servicio de energía eléctrica sea un derecho público a cargo del Estado Hondureño, ha sido elogiada y respaldada por el mandatario mexicano, otra señal más de afinidad ideológica entre Castro y López Obrador.

Antes de partir a Cuba el jefe del ejecutivo mexicano visitó Belice, un país que se podría pensar tiene poco vínculo económico con México, no obstante, para Belice la relación comercial con México es importante, de acuerdo con datos de la embajada de Belice en México el año pasado la relación comercial entre ambos países generó cerca de $139 millones de USD, siendo su segundo socio comercial después de Estados Unidos. Asimismo, México es el principal proveedor de electricidad y segundo de gas natural para Belice.  

Visita a Cuba

La visita del presidente mexicano a Cuba adquiere un carácter especial por varias razones.    Este año se cumple el 120 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas ininterrumpidas y de carácter amistoso durante casi todo este período. La posición de amistad de México hacia Cuba es el mayor ejemplo de la aplicación de los principios básicos de la diplomacia mexicana, los cuales incluyen la no intervención y el respeto por la autodeterminación de los pueblos. México se ha mantenido en contra de la aplicación de sanciones por parte de Estados Unidos de América hacia Cuba, a pesar de que Estados Unidos es su mayor socio comercial.  Además de esta posición tradicional hacia Cuba, el gobierno mexicano está a favor de una mayor cooperación económica y científica con Cuba. Por ello esta visita incluye la firma de acuerdos en la educación, la cultura, el comercio y la economía y. la salud en plena pandemia de COVID-19, para que se materialicen estos deseos bilaterales. Esos esfuerzos por desarrollar una mayor cooperación bilateral también adquieren importancia en un momento en que la economía cubana atraviesa por una crisis, que, aunque ya existía, se ha agravado con la incidencia de la COVID-19. El tema de la contratación de 500 médicos cubanos es polémico, puesto que, si para algunos es un símbolo del internacionalismo cubano y la fuerza principal del país, otros han acusado de trafico de humanos o esclavitud moderna. Este tema podría ser un punto discordante con la oposición mexicana. Además, de concretarse algo así, se estaría poniendo a 500 cubanos cercanos a la frontera con Estados Unidos, lo cual podría ser propicio para que algunos escapen de las misiones, ya ocurrió desde Venezuela en años anteriores.

En una detallada exposición, el presidente mexicano resaltó los rasgos históricos, geográficos y culturales que unen a las dos naciones. México fue la primera nación de América en respaldar la independencia de Cuba y reconocer a Carlos Manuel de Céspedes como presidente levantado en armas y padre de la patria cubana. La relación diplomática con la República de Cuba, a pesar de mantenerse casi estable durante el transcurso de 120 años, ha estado a prueba en varias ocasiones. Una de esas pruebas la constituyó un momento de crispación que pasó a la historia como la crisis de ¨Comes y te vas¨, la cual casi provoca una ruptura de relaciones diplomáticas y otro de los momentos más importantes ocurrió cuando en el año 1962 Cuba fue expulsada de la Organización de Estados Americanos, todos los países del continente rompieron relaciones diplomáticas con Cuba por presiones de Estados Unidos y diferencias ideológicas con el gobierno revolucionario a excepción de México.

Este hecho histórico adquiere importancia ya que Cuba podría ser excluida nuevamente de la participación en la Cumbre de Estados Americanos a celebrarse en junio en la ciudad de Los Ángeles, algo con lo que el presidente Andrés Manuel no está de acuerdo: ¨Nadie debe excluir a nadie¨. Lo cierto es que, el propio presidente de México confirmó que en caso de materializarse una exclusión hacia gobiernos que han tenido desavenencias con Estados Unidos como son Cuba, Venezuela y Nicaragua, no asistiría. Esta posición ha sido adoptada también por los 14 países que componen la Comunidad del Caribe y la presidenta de Honduras. Otros presidentes de la región ya se han manifestado en contra.  Sería un boicot sin precedentes al cual podrían sumarse otros países, convirtiendo la cumbre de jefes de estado a categoría de ministros de relaciones exteriores.  Esto podría precipitar aún más el llamado de López Obrador a cambiar la Organización de Estados Americanos (OEA) por un organismo menos controlado por Estados Unidos y a integrarse como región de acuerdo a las características comunes de las naciones de Latinoamérica, una organización que emule en cierto sentido a la Unión Europea, al menos en el tema económico.

Durante la visita, se realizó la ceremonia de entrega de la Orden José Martí de manos del jefe de Estado de Cuba Miguel Díaz-Canel hacia el presidente López Obrador, la cual es la mayor condecoración que se otorga a extranjeros por sus méritos. Este reconocimiento es la máxima expresión de agradecimiento por los esfuerzos en la profundización de los lazos históricos, por el impulso a la cooperación y la ayuda en materia de salud durante la pandemia de COVID, así como se reconoce por parte de las autoridades cubanas una impecable trayectoria de servicio hacia el pueblo mexicano y hacia el mundo, lo cual se corresponde con el pensamiento martiano. López Obrador dijo estar honrado por la condecoración y reconoció a José Martí, el héroe nacional de Cuba como el independentista más humano y sincero de América. Además, resaltó una amistad con el dirigente cubano y un entrañable cariño hacia el pueblo de Cuba.  

Conclusión

La visita a Centroamérica y Cuba refleja un cambio de paradigma en la política exterior mexicana, el presidente López Obrador busca recuperar el liderazgo de México en la región. México es una potencia emergente dormida, por su peso económico y político tendría que tomar el liderazgo, junto con Brasil, en iniciativas que permitan construir una mayor integración económica en Latinoamérica que mejore la calidad de vida de sus habitantes.  El gobierno mexicano sabe que los problemas económicos y sociales de Centroamérica no pueden resolverse por si solos, los gobiernos de aquella región necesitan el apoyo de países extranjeros en temas de seguridad, así como inversiones que detonen el desarrollo económico, sin embargo, México no puede, ni debe, solucionar los problemas de raigambre que hay en Centroamérica, necesita el apoyo de Estados Unidos, quien es corresponsable en el tema de la violencia ya que las armas que utilizan las pandillas y las bandas criminales en Guatemala, El Salvador y Honduras son fabricadas en Estados Unidos. A inicios de la administración de Joseph Biden el gobierno estadounidense prometió destinar $4,000 mil millones de dólares para que sean invertidos en Centroamérica en programas sociales, hasta ahora dicho monto no ha se ha invertido en tales proyectos sociales.

México ha vuelto a ver hacia el sur, el presidente López Obrador tiene que hacer valer el peso político y económico de México a fin de tener una integración comercial y cultural mayor con Centroamérica y Cuba.

Referencias bibliográficas

  1. Embajada de México en Costa Rica. (2013). Información de CONTEXTO Treinta aniversario de la creación del Grupo Contadora. 16 de mayo de 2022, de secretaria de Relaciones Exteriores Sitio web: https://embamex.sre.gob.mx/costarica/images/pdf/contadora_info.pdf

[1] https://www.animalpolitico.com/2013/01/que-bueno-que-regreso-el-pri-al-poder-castro/

[2] https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/14/6671/7.pdf

[3] https://politica.expansion.mx/presidencia/2022/05/06/sembrando-vida-en-guatemala-y-otros-20-acuerdos-suscritos-amlo-y-giammattei